sábado, 19 de mayo de 2012

Laparoscopia

A primeros de Mayo me operaron con cirujía laparoscópica para quitarme un quiste que tenía en el ovario izquierdo. Todas las pruebas indicaban que era benigno, un teratoma, pero aún así me recomendaron la operación, ya que podía seguir creciendo...

Antes de la cirujía estuve nerviosa porque nunca me habían dormido con anestesia general y pensaba en los posibles riesgos de la operación.

Si tenéis que someteros a una cirujía similar, os animo porque no es para tanto. Realmente lo más duro para mi fue el día anterior, dándole vueltas a la cabeza y tomando laxantes sin poder comer nada, sólo bebiendo todo el día. Llegué al hospital esa misma mañana por mi propio pie, no me ingresaron la noche anterior y me tuve que duchar con una esponja especial. 

Desperté en la sala de reanimación y no sabía si ya me habían operado hasta que me toqué los vendajes en la barriguita y noté también la sonda para orinar.

Estuve en el hospital ingresada esa noche y el día siguiente. Luego me fui a casa con algunas molestias, pero se podían aguantar. Después tuve que curarme cada día las heriditas... me hicieron 4 incisiones: una en el ombligo, otra más abajo y otra a cada lado del ombligo (un total de 11 grapas).

También me daba miedo el momento de quitarme las grapas... decía que me las iba a dejar como "piercings", jejjejje... luego no fue nada y las cicatrices casi no se notan.

Os dejo una fotito de cómo tenía el ombligo:


Y ahora está asi:


Sé que no son unas fotos muy agradables de contemplar, pero quizá puedan ayudar a alguien...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...